04 mayo 2009

RESPUESTA A LUCIANO

SOBRE EL TEMA DE LOS SALARIOS NO REMUNERATIVOS
Ayer en Tres poderes y teniendo una vigencia extraordinaria en medios y radios por su actividad en Equis, nuestro amigo común el encuestador, sacaba como positiva la inclusión en el modelo social a los 1.400.000 jubilados. ¿Debemos celebrar este acontecimiento? Yo creo que sí y no. Pues se hizo achatando los valores de los salarios jubilatorios y sin invertir un peso, por lo que no fue generar nuevos recursos. Como digamos incorporar a empleo informal masivo, generar convenios de coparticipación gremial sindical, que aumentaran la recaudación de la Ansses no por simple crecimiento vegetativo de una recaudación de la Ansses sobre una recaudación que se hacía aplanando salarios jubilatorios sobre las capas de ingresos más altos para darlos a los de más bajos ingresos. Para que con la misma masa de dinero cubriera a más. Lo que lleva a que hoy exista más gente en el sistema y menos recursos porque es más la participación de los pasivos con los activos y con un empleo informal que es casi mitad por mitad. Esto hace que se entienda que cada aumento tiene que ser no remunerativo, pues si el aumento convencional mueve a esa masa, no quedaría excedente para darle al estado préstamos ni plata para prestar en bonos, ni aun contando con los recursos de las AFJP. Mas teniendo en vista que los juicios se vendrá en masa, ya que lo que están dando como aumento (dos por años) sería un reajuste que modifica un derecho adquirido a los jubilados que están litigando por los años que ha estado vigente la ley que han derogado. La Ansses lo que hará será tener sentencia en primera instancia, ir a la corte y luego a la suprema corte con la secreta esperanza que el demandante fallezca y perima la acción. No hacerse cargo de este pequeño detalle que supone la incorporación de 1.400.000 personas al sistema jubilatorio, cosa que debería llenarnos de alegría, no es menor, por la falta de previsión de cómo se financiaría semejante cantidad de gente ante un sistema flaco de recursos por la ecuación activo/pasivo/informal. Los que en un convenio tienen un salario de 5600 pesos y llegan a los 65 años y vuelven a casa jubilados con un salario de 3500 puede que el fin de su vida sea un castigo más que un premio y que la recompensa por muchos años de trabajo sea desprenderse de muchas cosas que tiene para poder seguir con un nivel de vida acorde a sus ingresos. O dependiendo de sus hijos para poder ser mantenido. Esto por lo general no sucede en la casa de los trabajadores. También quiero apuntar lo pusilánime de Maxi Montenegro que sabiendo todo esto no quiere decirlo, y callo, y sabiendo que piensa distinto se quedo en escuchar un poco y no tirar mucha leña al fuego. No para polemizar, sino porque esto es parte de una fiestita con tarjeta de crédito, se paga y todo bien, ahora como se levanta el resumen de la cuenta nadie lo sabe. Lo que debo reconocer que el encuestador es el último guerrero peleando solo y dando la cara, con críticas por cierto, pero fiel a su trayectoria.


1 comentario:

LUCIANO dijo...

"Esto hace que se entienda que cada aumento tiene que ser no remunerativo, pues si el aumento convencional mueve a esa masa, no quedaría excedente para darle al estado préstamos ni plata para prestar en bonos, ni aun contando con los recursos de las AFJP"

La clave de la cuestión. Gran post, Hard.
Evidentemente la improvisación es habitual en la gestión gubernamental, y no es exclusiva de los Kirchner.
Desde el 83 (por lo menos) venimos con contextos que por un lado obligan a meter volantazos para no caer en la banquina sin aflojar el acelerador. Desde la hiperinflación que los escenarios son de una perenne emergencia que parecería destinarnos al cortoplacismo. Y no creo que se deban cargar las tintas sobre NK o CFK más de lo que le pueden caber a otros que estuvieron en la gestión.
Lo cierto es que la bomba de tiempo que siginficaba la creciente cantidad de personas sin aportes que estaban en vispera de jubilarse y al borde del abismo fue atendida por Kirchner, aún con los costos que el posteo detalla con contundencia.
Ahora el problema es de otra índole: los CCT que fijan escalas no remunerativas, y la financiación del sistema previsional de cara a los futuros compromisos jubilatorios;
Dos temas que me preocupan pero que permite una discusión desde algunos escalones más arriba que la que supone dos millones de tipos con 65 años y sin chance de recibir un mísero mango.
Sonaré muy posibilista, pero será que nos han apaleado tanto que hoy se trata más de sacar la cabeza fuera del agua, y ganar unos segundos de oxigeno.
De todos modos lo que viene no es para alegrarse mucho, sobre todo cuando no hay un criterio planificador y una burocracia político-administrativa competente.

Un Saludo, Hard, gracias por su respuesta.